Grabamos psicofonías con nuestros más sofisticados aparatos de grabación

Hace unos días un cliente nos hizo una propuesta nada habitual quería que le demostrásemos la calidad de nuestras grabadoras y nos retaba a conseguir una psicofonía en una de las casas abandonadas del pueblo.

Cogimos varias de nuestras grabadoras más sofisticadas y nos dirigimos a la casa abandonada con la intención de pasar la noche.

Preparamos todo el material necesario además de la tienda de campaña, la cena y un par de termos con infusiones bien calentitas, no queríamos perder detalle hasta que el sueño acabase con nosotros.

Pusimos las grabadoras en una zona aislada del campamento, no queríamos que nuestras voces confundieran el sonido y se acabase estropeando el experimento. Bien entrada la noche cuando ya pensábamos que la grabadora podría haber captado algún sonido nos acercamos a ella y pronunciamos un par de preguntas, habíamos leído por internet que se hace así.

A la llegada a la tienda y poner las grabadoras en marcha delante del cliente, no se había registrado sonido alguno hasta que nosotros realizamos las preguntas ¿Hay alguien hay? A lo que una voz como de ultratumba nos decía, os estoy observando.

Todo un éxito y una venta garantizada.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *