La importancia de conservar nuestra privacidad y la de nuestros hijos

Hoy en día es frecuente encontrar entre nuestros amigos o familiares e incluso notros mismos, teléfonos de alta gama con las máximas prestaciones del mercado, entre estas prestaciones podemos encontrar las ya famosas cámaras frontales especiales para esos selfies que tanto amamos. Al igual que dedicamos mucho tiempo para elegir una buena canastilla de bebé (cómo las que podemos conseguir en páginas como canastillasparabebes.es ), también deberíamos de dedicar nuestro tiempo a tener muchho cuidado de las fotos que se pueden hacer de nuestros pequeños porque, a la larga, podemos llevarnos más de un problema de importancia.

Estas cámaras, aunque en una primera impresión no nos puedan parecer peligrosas hay ciertas leyendas urbanas que hacen que nos replanteemos la idea de desconfigurarla, anularla de nuestro sistema e incluso taparla con un trocito de cinta opaca.

Nuestra intimidad es algo que, a día de hoy apenas nos paramos avalorar, subimos fotografías a cientos de redes sociales, las compartimos en varios grupos de chat, e incluso las colgamos en foros de discusión, todo esto sin importarnos la repercusión que esto puede tener o los daños colaterales que pueden ocasionar nuestras acciones.

Desde aquí queremos tranquilizar a nuestros lectores, pero siempre con un poco de cabeza, pues si bien es cierto que resulta bastante complicado el acceso al sistema operativo y camara de nuestro terminal de manera remota, no es imposible, por lo que unos conocimientos de seguridad mínimos a la hora de manejar nuestro terminal móvil nos serán de mucha utilidad.

El problema de la privacidad es mucho más complejo de lo que nos pueda llegar a parecer, y mucho más grave, por lo que deberíamos de tener mucho cuidado con todo lo que nos ofrece la red.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *